Félix: coyuntura pasajera - Lectura Política - Chilpancingo - revistaoriginal.com

Noé Mondragón Norato | guerrerohabla.com

Lectura Política

Félix: coyuntura pasajera

Noé Mondragón Norato

Félix: coyuntura pasajera
Enero 17, 2019 00:17 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
Noé Mondragón Norato › guerrerohabla.com

Resulta un tanto extraño. Pero el senador morenista, Félix Salgado Macedonio, como viejo lobo de mar de la política local, leyó puntual la coyuntura. Por eso anunció que, en los inicios del próximo mes de febrero, pedirá licencia como senador de la república. Para visitar todos los municipios de la entidad con el fin de explicar a la ciudadanía ’en que consiste la cuarta transformación’. Félix, sin embargo, abrió muy temprano la pugna por el gobierno estatal para la elección de 2021. Hay que ubicar los escenarios.
¿LA TERCERA ES LA VENCIDA?- Como muchos otros actores perredistas que se empoderaron por el efecto político AMLO, el senador Félix Salgado Macedonio, ya no tenía ninguna posibilidad de retornar al poder local. Su ciclo político estaba literalmente, cerrado. Se refugió en la compra y conducción del periódico La Jornada-Guerrero. Pero retornó de la tumba política. Quiere hoy, por tercera ocasión, pelear el gobierno estatal en la elección de 2021. Pero son más los pasivos que arrastra, que los activos. 1.- Félix no desaprovechó la oportunidad para subirse a la cresta de la ola. Hubo un escenario inmejorable: el abucheo en Tlapa el pasado viernes 11, contra el gobernador Héctor Astudillo. El linchamiento mediático oficial tuvo un destinatario preciso: el delegado federal del Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, a quien el propio mandatario estatal ubicó como el responsable de ’montar’ esa rechifla. Presto, el también autonombrado ’toro sin cerca’, condenó desde su trinchera opositora, la agresión contra el mandatario estatal. Deliberadamente, se echó a la bolsa la irritación del priísmo. Y tomó distancia de Pablo Amílcar, su más férrea competencia interna para el 2021. De hecho, el propio AMLO le restó plusvalías al propio Pablo Amílcar, quien fue vendido en los medios de comunicación ’amigos’ del gobernador, como el malo de la película. De alguna forma, Félix sabe que el golpeteo político de aquí en adelante será para el delegado federal. Y no para él como senador. Justamente por esa razón, ofertó astutamente la idea de que los senadores suplentes también deben ocupar la curul en algún momento. Asumió como demócrata por conveniencia. Pero, además, se metió dentro del ánimo presidencial. Y de los propios seguidores del gobernador Astudillo. 2.- Félix Salgado es, sin embargo, el aspirante que más favorece al PRI en el trayecto de retener el gobierno estatal para la elección de 2021. Por una razón de fondo: en círculos tricolores ya lo tienen bien medido con base en las dos derrotas electorales de gobernador que sufrió en las elecciones de 1993 y 1999. Y arrastra con pasivos políticos que podrían inclinar la balanza en el último momento, a favor del actual partido gobernante. Tres son muy visibles: su pasado etílico y pendenciero; su cuestionable paso como alcalde de Acapulco con cuentas públicas no aclaradas; y la reciente pifia de pedir como senador, la desaparición de poderes en las entidades del país ’donde los gobernadores no se ajusten a las políticas en materia de seguridad impulsadas por el presidente López Obrador’. Sencillamente, no podrá desprenderse tan fácilmente de ese pasado político que lo tumba reiteradamente. 3.- Uno de los que acusó de recibo el mensaje político mandado por Félix Salgado, fue el propietario en Guerrero del partido Movimiento Ciudadano (MC), Luis Walton Aburto. Dijo ’no saber’ si participará en la elección de gobernador de 2021. En realidad, Walton podría encarecer la negociación con el PRI de Héctor Astudillo, partido al cual favoreció de soslayo en la pasada elección de gobernador del 7 de junio de 2015, al no declinar su candidatura a favor de la excandidata perredista, Beatriz Mojica Morga. Ello pese a que gracias a la alianza con el PRD -y a los apoyos políticos del exgobernador Ángel Aguirre-, Walton pudo arribar como alcalde de Acapulco en la elección de 2012. Y por eso ha obtenido tantos beneficios y prerrogativas en la actual administración estatal astudillista. Como sea, Félix se subió al árbol y sacudió el panal. Porque en estos momentos, la coyuntura política le favorece. Pero es pasajera.
HOJEADAS DE PÁGINAS…El que mostró una inusitada parafernalia en materia de seguridad, fue el cantante sinaloense de narcocorridos, Gerardo Ortiz durante su presentación en la plaza de toros de Chilpancingo el domingo pasado. Llegó escoltado por policías preventivos y elementos del Ejército mexicano. ¿Acaso el cantante no puede pagar su propia seguridad? ¿Por qué el presidente AMLO permite que el Ejército asuma labores de vigilancia privada? ¿No está más protegido ese cantante que el propio presidente ante la amenaza latente de los huachicoleros?

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.